Policiales

Diario UNO

Seguirá detenido el empresario acusado por el crimen de Cuattoni

La Justicia dictó la prisión preventiva para Gustavo Seré (38), imputado por el asesinato del joven Emir (15)
Jueves, 12 de Octubre de 2017, 08:10

La investigación por el crimen de Emir Cuattoni (15), baleado en un confuso hecho en 2016 en Godoy Cruz, dio ayer un paso importante en contra del único acusado, el empresario Gustavo Seré (38). La Justicia le dictó la prisión preventiva tras dos audiencias calientes, por lo que este hombre seguirá detenido.

El martes fue el primer encuentro entre las partes involucradas, en el Primer Juzgado de Garantías, a cargo de María Cristina Pietrasanta. Estuvieron la fiscal Claudia Ríos, el abogado querellante, Juan Dantiaq, y Pablo Cazabán, representante de Seré.

Ríos expuso las pruebas que a su entender incriminan al sospechoso, detenido a fines de agosto pasado, a más de un año del homicidio. La investigadora detalló que hay testigos presenciales que aportan características que coinciden con él y con su vehículo, una camioneta Toyota Hilux de la que se habría bajado el atacante antes de dispararle a Emir. También hay una persona que lo señaló en una rueda reconocimientos y otro hombre que aseguró que el propio Seré le mostró el lugar en donde habría matado a la víctima.

Además, hay dos datos que complican la situación del detenido: una libreta secuestrada por la policía en su casa, donde al aparecer el acusado tenía anotaciones relacionadas con el hecho de sangre, y una serie de escuchas telefónicas en las que este empresario de la metalurgia insulta a la fiscal del caso y habla con sus abogados sobre la trasferencia de la camioneta.

Todo esto fue apoyado por la querella, mientras que la defensa pretendió remarcar contradicciones entre los testigos para despegar a Seré del caso. El abogado Pablo Cazabán había pedido el sobreseimiento de su cliente o, al menos, la prisión domiciliaria.

Tras las exposiciones, la jueza Pietrasanta ordenó un cuarto intermedio para comunicar la definición en la jornada de ayer. Finalmente, la magistrada avaló la investigación de la fiscalía, por lo que Seré continuará detenido en el penal. Este hombre está imputado por homicidio agravado por el uso de arma de fuego.

Las dos audiencias se vivieron con suma tensión y con cruces entre las partes. En la sala también estuvieron los familiares del adolescente asesinado, quienes manifestaron el dolor que viven.

Cuattoni fue atacado el 17 de abril del 2016, cuando caminaba con dos amigos en inmediaciones del Parque Benegas, en Godoy Cruz. Tuvo una larga agonía y el 29 de mayo de ese año murió.

La investigación siempre fue compleja y el móvil nunca apareció con claridad. Hasta el momento, lo más firme que se tiene es que la bala no era para Emir, si no para uno de sus amigos, aparentemente por diferencias entre quien disparó y el padre de este último chico.


Fuente: http://www.diariouno.com.ar/